El problema del sudor.
21/04/2018
0

La hiperhidrosis

La hiperhidrosis

a sudoración ayuda al cuerpo a permanecer fresco y en la mayoría de los casos es perfectamente natural. Se suda más cuando hace calor, al hacer ejercicio o tras situaciones de estrés. Sin embargo la sudoración excesiva o hiperhidrosis ocurre sin que se presenten tales desencadenantes.

Este aumento de sudoración se presenta independientemente de la temperatura y del estado emocional. Esta alteración suele iniciarse en la infancia o pubertad y en general si no es atendida dura toda la vida. Afecta de modo especial a manos, axilas y pies y en igual medida a hombres y mujeres. El 2-3% de la población está afectada, aunque menos del 40% de las personas con este problema buscan ayuda médica.

Cómo tratarla

Cómo tratarla

Nosotros tratamos ese problema de una manera rápida y eficaz con toxina botulínica. Este tratamiento ha supuesto una auténtica revolución en el tratamiento de la hiperhidrosis axilar. Su efecto se debe a un bloqueo selectivo de la función de las glándulas sudoríparas a nivel de la zona de la inyección y por tanto disminuye la producción de sudor ahí donde se introduce este fármaco. La toxina botulínica tipo A está aprobada por la FDA para el tratamiento de la sudoración intensa de las axilas.

Es el tratamiento ideal. Es prácticamente indoloro, es un procedimiento rápido, los efectos comienzan a notarse en una semana, aunque hay que repetirlo cada año.

Otros tratamientos para el mismo problema:

 

  • Medicación oral: glicopirrolato, oxibutinina, clonidina… pueden ayudar, pero también provocan efectos secundarios como sequedad de boca y ojos, nauseas, arritmias y dolor de cabeza.
  • Solución de cloruro de aluminio: Puede resultar efectivo para hiperhidrosis axilar, aunque es muy frecuente que reseque o irrite la piel.
  • Iontoforesis: consiste en pasar corriente eléctrica de bajo voltaje a través de la piel. Las proteínas superficiales se coagulan y bloquean parcialmente los conductos sudoríparos.
  • Simpatectomía: se seccionan los ganglios T responsables de de la sudoración excesiva de cara, manos, axilas.
  • Disminuir el peso si lo hubiere: en personas con sobrepeso aumenta el exceso de sudor.
  • Evitar el café y tabaco ya que aumentan la sudoración.